Recomendaciones para la adaptación de Lentes Progresivos

Recomendaciones para la adaptación de Lentes Progresivos

 

Al igual que en bifocales, el uso de Lentes Progresivos requiere de un período de «adaptación». Este período consiste en mecanizar los movimientos oculares y de la cabeza para que los ojos siempre «apunten» por el lugar de máxima visión.

El usuario que por primera vez usa cualquier tipo de Lente Progresivo requiere de un período de práctica hasta que se acomode por completo al uso de esta maravillosa tecnología que incluye varias distancias en un mismo lente.   Especialmente para bajar escaleras o subir escaleras el ojo tiene que encontrar el lugar adecuado en el lente para esta distancia. Con un poquito de práctica fácilmente se adapta el usuario a este nuevo cambio.

El usuario que está usando Lentes Bifocales también tendrá un período de adaptación. Con el Lente Progresivo ya no tendrá el salto de la imagen entre visión lejana a visión cercana: La adaptación en estos casos será en la visión intermedia, y en las áreas que conectan las diferentes distancias que presentar un grado de disconformidad en las áreas laterales.

Cuando usas por primera vez tus lentes progresivos déjate asesorar y acompañar y sigas las instrucciones del profesional, todo será más fácil para acostumbrarte.

5 consejos para una buena adaptación de lentes progresivos

1 2Al ponerse las gafas sigue las indicaciones que indica el asesor o profesional.

2 2Ten paciencia al inicio se requieres tres o cuatro días para acostumbrarse

3 2Practique todo el tiempo el cambio de visión lejana y cercana, por ejemplo: sentado en el sofá, delante de la televisión con la espalda erguida y una revista en las manos, alternar la visión del televisor con la lectura.

Iconos Optica AlemanaTen especial cuidado cuando miras el suelo o bajas las escaleras, las distancias cambian según el área del lente, recomendamos bajar más la cabeza y buscar el área de visión lejana para calcular la distancia.

5 2Mueve la cabeza hacia el objeto que desea ver en vez de desplazar únicamente los ojos, para encontrar la zona más nítida según la distancia del objeto.

Si después de una semana no te logras adaptar al lente acude a nuestros profesionales, para que revisen como está posicionada la montura en tu cara.

A veces solo requiere un ajuste milimétrico de las gafas sobre la nariz y esto genera un importante cambio en la calidad de visión.

NUNCA deje pasar mucho tiempo para adaptarte a los lentes progresivos, practique todos los días, porque te costará mucho más acomodarte a ellos.