La presión ocular, también conocida como presión intraocular (PIO), es la fuerza ejercida por los fluidos dentro del ojo, específicamente en el espacio entre la córnea y el cristalino llamado cámara anterior. Normalmente, el ojo mantiene una presión estable y equilibrada para permitir un correcto funcionamiento.

Esto se debe principalmente a la producción y drenaje del humor acuoso, un líquido claro que se encuentra en la cámara anterior del ojo. Este líquido nutre los tejidos oculares y ayuda a mantener la forma y la presión adecuada.

Es importante destacar que esta presión es regulada por un equilibrio entre la producción y el drenaje del humor acuoso. Cuando hay un desequilibrio en este proceso, puede producirse un aumento o disminución en la presión ocular, lo cual puede ser indicativo de problemas oculares como el glaucoma.

 

¿Por qué tomarse la presión ocular?

 

Tomarse la presión ocular podría ser tan importante como medirse la tensión sanguínea y puede estar cercanamente relacionado. Esta medición preventiva se convierte en un factor muy importante para detectar tempranamente enfermedades oculares  que generan grandes riesgos para la visión  como por ejemplo el Glaucoma o desprendimiento de Retina.

 

¿Cómo se toma la presión ocular?

 

Se realiza a través del tonómetro y se mide la fuerza que ejercen los líquidos del globo ocular interior sobre sus estructuras firmes externas.

 

¿Quién toma la presión ocular?

 

Generalmente la toma el oftalmólogo en su examen rutinario. En Óptica Alemana HSM contamos con profesionales optómetras capacitados para realizar éste examen y  los equipos adecuados que se requiere para realizar ésta medición.

 

¿Qué provoca la presión ocular?

 

Bloqueo del drenaje: 

El sistema de drenaje del ojo, conocido como ángulo de drenaje o ángulo iridocorneal, puede obstruirse o bloquearse, lo que dificulta el drenaje adecuado del humor acuoso. Esto puede ocurrir debido a condiciones como el glaucoma de ángulo estrecho o el glaucoma de ángulo cerrado. En este caso, existen gotas para la presión ocular que ayudan a drenar el líquido del ojo, lo que reduce la presión ocular.

 

✔ Producción excesiva de humor acuoso: 

El ojo puede producir un exceso de humor acuoso, lo que lleva a un aumento en la presión intraocular. Esto puede ser causado por condiciones como el glaucoma de ángulo abierto, donde el drenaje es normal pero la producción es demasiado alta.

 

✔ Factores genéticos: 

Existen evidencias de que la predisposición genética puede jugar un papel en el desarrollo de la presión ocular alta y el glaucoma. Las personas con antecedentes familiares de glaucoma tienen un mayor riesgo de desarrollar presión elevada de este tipo.

 

✔ Lesiones oculares: 

Traumatismos o lesiones en el ojo pueden afectar el sistema de drenaje y provocar un aumento en la presión.

 

✔ Determinadas condiciones médicas: 

Algunas enfermedades o condiciones médicas, como la diabetes, la hipertensión arterial y la miopía alta, pueden aumentar el riesgo de presión ocular elevada. Es por eso, que consideran que hay alimentos que suben la presión ocular, por lo que deberías consultar con tu médico acerca de los alimentos que debes evitar. 

 

Presión ocular sintomas

 

Los síntomas de la presión ocular alta, también conocida como presión intraocular elevada, pueden variar de una persona a otra y, en algunos casos, puede no haber síntomas visibles en las etapas iniciales. Sin embargo, a medida que la presión ocular aumenta, es posible que se presenten los siguientes síntomas:

 

1. Dolor o malestar en el ojo:

Puede manifestarse como un dolor leve o como una sensación de presión en el ojo afectado.

 

2. Visión borrosa:

La presión ocular alta puede afectar la calidad de la visión, haciendo que los objetos se vean borrosos o distorsionados.

 

3. Enrojecimiento del ojo:

El ojo afectado puede presentar enrojecimiento debido a la presión excesiva.

 

4. Halos alrededor de las luces:

Algunas personas pueden experimentar la aparición de halos o anillos alrededor de las luces, especialmente durante la noche.

 

5. Dolor de cabeza:

La presión ocular elevada puede causar dolores de cabeza, a menudo acompañados de molestias en el ojo afectado.

 

6. Náuseas o vómitos:

En casos más avanzados de glaucoma, especialmente en el glaucoma agudo de ángulo estrecho, es posible que se experimenten síntomas sistémicos como náuseas y vómitos.

 

Es importante tener en cuenta que estos síntomas pueden ser indicativos de otras afecciones oculares y que solo un profesional de la salud ocular puede realizar un diagnóstico preciso. 

 

gotas para presión ocular

¿Cada cuánto debo tomarme la tensión ocular?

 

Dependiendo de tu condición general de salud, edad y síntomas que se estén presentando. Recomendamos una revisión anual de tus ojos. En casos de alta miopía es importante revisar con más frecuencia tu salud visual. Personas que presentan hipertensión  y diabetes también requieren de revisiones más periódicas. Cuando ya se hayan detectado riesgos para el glaucoma se sugiere seguir las instrucciones del oftalmólogo y monitorear permanentemente la presión.

 

¿Cómo puedo prevenir alta presión ocular?

 

Estudios han notado la importancia de realizar ejercicios diarios para mantener estable la tensión ocular en especial caminar, trotar o correr. Prácticas como meditación,  Yoga,  Chi Kung,  Método Bates  son  favorables para la salud visual mientras una vida sedentaria genera más riesgos.

 

Consulte a nuestros profesionales o agenda tu cita: clientes@opticaalemanahsm.com